Deja atrás las excusas y consigue todos tu objetivos

El tema de hoy… que consigas dejar atrás las excusas y consigas todos tus objetivos. En este post te vamos a dar tips para que lo logres.

¿Cuántas veces te has marcado un objetivo y al poco tiempo has encontrado la excusa perfecta para no hacerlo? A la gran mayoría de las personas alguna vez (o muchas) nos ha pasado. Pero hoy te damos la solución: ¡deja atrás las excusas y consigue todos tus objetivos!

¿Cómo? ¡Sigue leyendo y te contamos!

Marcarnos objetivos es algo que a todos nos gusta… (nos motiva, nos impulsa a esforzarnos por conseguirlo…) Pero lo cierto es que cuando llega la rutina, te despiertas por la mañana, vas al trabajo, clases, tareas de la casa, un recado que hacer… y pum ¡ya es de noche!.

Y luego dices: ¡vaya!, no me ha dado tiempo a entrenar y me había propuesto ponerme en forma” o dices: “he comido fatal porque no me daba tiempo y me había propuesto comer saludable”

Imaginamos que te sentirás fatal. Pero quedate tranquilo porque en este post queremos darte las claves para que logres dejar atrás todas esas excusas. ¡Allá vamos!

 

DEJA ATRÁS LA EXCUSA NÚMERO 1:

Quiero ponerme en forma, pero no tengo tiempo para hacer ejercicio… 

Lo cierto es que sí tienes tiempo para hacer ejercicio. Otra cosa es que puedas hacerlo en la hora en la que acostumbrabas a hacerlo. Es normal que a lo largo del año nuestro día a día vaya cambiando (pueden surgir nuevas responsabilidades, imprevistos, etc.). Pero es muy importante que tengas en mente que, si hacer deporte te hace feliz, no dejes de hacerlo, por muchas otras tareas que tengas en el día. Busca ese momento de autocuidado y verás cómo, aunque al principio pueda ser algo complicado, te hará sentir genial.

Puede que a primera hora de la mañana antes de entrar a trabajar a las 7.00 puedas salir a entrenar… o ¿qué tal a medio día? ¡También puedes a final del día! Y si de verdad en ninguno de esos momentos puedes, ¡entrena el fin de semana! Casi todos solemos tener más tiempo los fines de semana, así que trata de buscar un momento para hacer deporte y verás que satisfacción da ver que, a pesar de todo, has conseguido sacar momentos para cuidarte.

En Distrito tenemos un amplio horario de clases justo para eso, para que todo el mundo pueda encontrar su momento perfecto para entrenar. Además, no te llevará más de una hora. La clave es tener una buena programación de entrenamiento y conseguir sacar el máximo rendimiento a esa hora de entrenamiento que hagas.

También te proponemos que subas y bajes las escaleras de casa en lugar de coger el ascensor; que te desplaces caminando o en bici siempre que puedas; que hagas mini descansos durante tus horas de trabajo (si es que trabajas en oficina) para mover las piernas…. Estos son pequeños truquitos que siempre escuchamos hablar de ellos pero que después nunca les hacemos caso. ¡Así que, vamos a darles una oportunidad!

 

DEJA ATRÁS LA EXCUSA NÚMERO 2:

Quiero comer sano, pero no tengo tiempo para cocinar saludable…

Aquí nos gustaría decirte que ¡todo es cuestión de acostumbrarse! Lo cierto es que cuando llevamos prisa, siempre es más cómodo abrir la nevera y comer rápido lo primero que encontramos, pedir algo de comida a domicilio, o pasarnos por uno de los restaurantes que nos gustan y tomar algo en un momento… Pero lo cierto es que esta no es la mejor opción.

Llevar una alimentación saludable y equilibrada te hará sentir genial. Y creednos si os decimos que no es difícil. Todo depende de tener una buena información y hacer una buena planificación. Dicho esto, aquí os dejamos unos consejos…

Si quieres comer saludable, busca un profesional de la nutrición que pueda ayudarte a crear esa dieta perfecta para ti y para los objetivos que quieres lograr. En Distrito tenemos un equipo de nutricionistas que estarán encantados de ayudarte.

Y bueno, sí crees que puedes apañártelas solo o sola, tampoco pasa nada. Busca en internet e infórmate de cómo puedes organizar tu dieta para comer saludable. No hay duda de que un profesional siempre te podrá orientar mejor, pero la clave es empezar por algún sitio.

Una vez tengas en tus manos ese planning ideal de comidas para ti, pégalo en la nevera y planifica cómo harás para seguirlo al pie de la letra.

Haz tu lista de la compra para toda la semana próxima y asegúrate de tener el domingo en la nevera todos los ingredientes que vayas a necesitar. Además, si puedes, busca un par de horitas para preparar unos básicos el domingo: cuece arroz, quinoa, legumbres… prepara algún caldo de verduras… En definitiva, prepara todas aquellas comidas que te vayan a combinar muy bien en todos tus platos y que probablemente, por falta de tiempo, durante la semana no las vayas a poder hacer. De esta forma, cuando llegue el momento de comer sólo tendrás que saltear algunas verduras, combinarlas con un carbohidrato + una proteína y listo.

 

DEJA ATRÁS LA EXCUSA NÚMERO 3:

Quiero comer saludable… pero ¡me sale muy caro!

Todo depende de qué sea para ti comer saludable. Por experiencia propia te podemos decir que llenar tu nevera de frutas, verduras, arroz, pasta, quinoa, legumbres, frutos secos y algo de proteína animal ¡no es caro ni mucho menos! Pero claro, hay que saber elegir.

Te proponemos que hagas un pequeño estudio de mercado y busques en que supermercado o tienda te salen los productos más económicos. Luego por supuesto, si nos hemos marcado como objetivo ahorrar, si tienes un mismo producto de marca x y de marca blanca, la marca blanca seguro que te sale más barata (y no por ello tiene que ser de peor calidad).

Después, te proponemos que dejes atrás todos esos productos procesados que se venden como saludables (productos light, 0%, healthy, etc.) y apuestes por todo lo que sea natural.

Y ya para que todavía seas más consciente de que comer saludable no es caro, te proponemos que un mes contabilices todos tus gastos en comida (indicando los productos que compras y su precio). Ese mes, compra como acostumbras a comprar hasta ahora. Y al mes siguiente, haz lo que te hemos comentado anteriormente: compra los mínimos productos procesados, y dale caña al Real Fooding. Verás como muy probablemente el total sume un importe menor. Pero si en tu caso, nuestra apuesta falla, es posible que veas llegado el momento cómo ha mejorado notablemente tu alimentación y entonces ya no te sepa tan mal que sea un poco más caro.

 

DEJA ATRÁS LA EXCUSA NÚMERO 4:

Ya me he propuesto hacer deporte y comer sano pero eso no es para mí…

Aquí nos gustaría poder preguntarte con más detalle, cuál es la razón por la que dices que no te va bien. Pero, en cualquier caso, así de primeras, te diríamos que tal vez necesites enfocar el deporte y la alimentación de una forma saludable que sí te haga sentir bien. Hay millones de tipos de entrenamientos y de deportes. Y te podemos asegurar que si escoges una actividad que te motive y que se adapte a tu nivel y necesidades, no tendrás ningún tipo de problema.

En nuestros centros Distrito, para ponerte un ejemplo, ofrecemos cuatro tipos de actividades: CrossFit, Bootcamp, Yoga, y D45. Cada una de ellas es totalmente distinta de las otras; pero sí tienen una cosa en común: ¡que todas ellas ayudan a mejorar la salud de las personas!

Y tal vez ahora te preguntarás: ¿y por qué razón ofrecéis actividades tan distintas? Pues bien, lo hacemos justo para que nadie sienta que el deporte no es para él.

La clave es que haya variedad para que cada uno escoja el tipo de entrenamiento con el que más agusto se sienta. Y, además, porsupuesto, la clave numero dos es la adaptabilidad. Dentro de un mismo entrenamiento, es importante que cada uno lo haga adaptado a su nivel, para que así pueda ir mejorando a su ritmo.

Por otra parte, con el tema de la dieta, más de lo mismo. Sabemos que muchas personas pasan por malas experiencias después de hacer las famosas dietas milagro o alguna que otra dieta excesivamente restrictiva… ¡pero esto no es lo correcto! Un buen profesional de la nutrición te escuchará, analizará tu peso, tu altura, tu metabolismo, tu estilo de vida, etc. y en función de estas variables y algunas otras, diseñará una dieta 100% adaptada a lo que tu necesites; para que así la disfrutes y consigas buenos resultados.

 

Dicho todo esto, esperamos que después de haber leído el post, logres desterrar todas las excusas que te paralizan y te impiden alcanzar los objetivos que te has marcado. Porque estamos convencidos de que, si lo haces, conseguirás con esfuerzo todo lo que te propongas.

En definitiva… deja atrás las excusas y consigue todos tus objetivos.